Cubrebocas de tela y COVID-19: ¿Qué hacen y porque debemos usarlas?

Farmworker wearing bandana puts stickers on melons
Photo credit: Hector Amezcua, College of Agricultural and Environmental Sciences, UC Davis

Mientras los casos de COVID-19 siguen aumentando en los Estados Unidos, se recomienda el uso de cubrebocas de tela como parte de un enfoque triple, junto con la distancia física y el lavado de manos, para ayudar a reducir la propagación del virus.

Ahora que las máscaras quirúrgicas y los respiradores se reservan para los trabajadores médicos, se recomiendan cubrebocas de tela o máscaras caseras para todos los demás. ¿Pero qué hacen realmente y por qué debemos usarlos?

¿Por qué se deben usar cubrebocas de tela?

A veces, las personas infectadas con COVID-19 no saben que tienen el virus. Como los síntomas tardan de 2 a 14 días en aparecer, una persona puede ser contagiosa, aunque todavía no tenga síntomas (también conocida como "pre-sintomática"). 

Además, los CDC estiman que el 40% de todas las infecciones por COVID-19 son asintomáticas, lo que significa que algunas personas nunca desarrollan síntomas, pero aún están infectadas y son contagiosas. 

Se alienta a las personas, y en muchos lugares se les requiere, a usar cubrebocas de tela para proteger a otros en caso de que tengan el virus pero no lo sepan.

¿Qué hacen los cubrebocas de tela?

COVID-19 se propaga de persona a persona cuando alguien con el virus respira, habla, tose o estornuda, y expulsa gotitas o partículas de agua (que contienen el virus) en el aire o en superficies cercanas. El tamaño de las partículas varía desde gotas grandes—que son pesadas y tienden a caer al suelo rápidamente—hasta pequeños "aerosoles”—que son más livianos, se mueven con el viento y pueden permanecer suspendidos en el aire entre un minuto a 16 horas o más. (Fuente)

Cuánto tiempo permanecen estos aerosoles en el aire y qué tan lejos viajan depende del tamaño de la partícula y del medio ambiente. Por ejemplo, existen diferencias entre los espacios interiores con y sin ventilación y los espacios exteriores, donde la temperatura, la luz, la humedad y el viento pueden afectar el movimiento de las partículas. (Fuente)

Cuando se usan sobre la boca y la nariz, los cubrebocas de tela reducen el número y la distancia de las gotas respiratorias que pueden viajar de una persona a otra, y así minimizando la exposición a otros.

Transmission of COVID-19 with and without masks
Fuente de la imagen: Publicación científica: “Reducción de la transmisión del SARS-CoV-2”

Lo que no hacen los cubrebocas de tela

Los cubrebocas de tela reducen la distancia que recorren las gotitas respiratorias, pero no filtran el aire tan eficazmente como un respirador certificado. No se consideran equipos de protección personal (EPP) porque tal vez no protegen al usuario, pero sí protegen a los demás.  

Cómo maximizar la efectividad de los cubrebocas de tela

Los cubrebocas de tela pueden ser hechos en casa o comprados, pero no todos los cubrebocas de tela son iguales. Las acciones de una persona mientras usan una puede afectar qué tan bien evitan la propagación de COVID-19.

Distancia física e higiene 

La FDA y los CDC recomiendan que, además de usar un cubrebocas de tela, las personas deben:

  • Mantener una distancia de al menos 6 pies de los demás.
  • Lavarse las manos con agua y jabón por al menos 20 segundos o usar un desinfectante para manos a base de alcohol con al menos 60% de alcohol antes de ponerse, tocar o quitar los cubrebocas de tela. Al quitárselo, evite tocar el exterior del cubrebocas de tela.
  • Estornudar o toser en el codo o un pañuelo de papel e inmediatamente lavarse las manos.

Tela

Según la Organización Mundial de la Salud (WHO, por sus siglas en inglés), los cubrebocas de tela caseras deben tener al menos tres capas de tela con un tejido apretado, como algodón o una mezcla de algodón, que puedan soportar temperaturas cálidas o calientes para el lavado. Si la tela parece gastada, tire el cubrebocas de tela.

Ajuste

Para asegurar que el usuario evite tocarse la cara cuando usa un cubrebocas de tela, la Lista de CDC Para Empleadores Agrícolas (página 10) y la FDA recomienda que los cubrebocas de tela estén:

  • Asegurados con enganche en las orejas o cintas para atar
  • Tapando la nariz y debajo del mentón
  • Ajustados bien, pero cómodamente, contra los lados del rostro
  • Permiten la respiración sin restricciones
How to Wear a Mask
Fuente de la imagen: UT Southwestern Medical Center

Limpieza

Los CDC recomiendan que los cubrebocas de tela se laven después de cada uso, ya sea en la configuración de agua más cálida en la lavadora con detergente para ropa o se laven a mano con una solución de cloro. Los cubrebocas de tela se pueden secar con la temperatura más alta en la secadora o secar al aire libre.  

Consideraciones adicionales para el lugar de trabajo agrícola

Es muy recomendable que todos los trabajadores usen algún tipo de cubrebocas de tela. El uso de los cubrebocas de tela en el lugar de trabajo no reemplaza la necesidad de otras medidas de control, como la implementación de al menos 6 pies de distancia física entre los trabajadores, el lavado de manos y el aumento de los protocolos de limpieza y desinfección. Cuando 6 pies de distancia no es posible, se recomienda la adición de particiones físicas o barreras. (Fuente)

Importantes reglas generales:

  • Reemplazar: Si un cubrebocas de tela se ensucia o se moja, debe reemplazarse inmediatamente por uno limpio. (Fuente)
  • Calor: Si hace calor afuera, aumente el descanso y los descansos de agua para evitar enfermedades por el calor. (Fuente)
  • Viento: Datos recientes sugieren que el viento y las toses o estornudos intensos pueden impulsar gotas hasta 20 pies. (Fuente) Debido a que no sabemos cómo el viento podría transportar estas gotas, considere aumentar las distancias físicas a más de 6 pies y escalonar a los trabajadores para que nadie esté directamente a favor del viento el uno del otro en días ventosos.
  • Compartiendo cubrebocas: Los cubrebocas de tela no deben compartirse entre los trabajadores a menos que se laven entre usos. (Fuente)
  • EPP: No se debe usar un cubrebocas de tela en lugar de un respirador certificado necesario para proteger al usuario de partículas o productos químicos. (Fuente) A los trabajadores siempre se les debe proporcionar el EPP apropiado requerido por la tarea específica del trabajo (por ejemplo, aplicando pesticidas). Si la cantidad de respiradores desechables con mascara filtrante (por ejemplo, el N95) es limitado, los trabajadores pueden cubrir el N95 con un cubrebocas de tela para proteger el respirador de la exposición al COVID-19, pero esto probablemente no sea necesario en la mayoría de las situaciones agrícolas. Si los N95 no están disponibles, el Departamento de Regulación de Pesticidas de California (DPR) ha proporcionado las siguientes alternativas (inglés/español).

This article is based on the Worker Occupational Safety and Health Training and Education Program (WOSHTEP) administered by the Commission on Health and Safety and Workers' Compensation in the California Department of Industrial Relations through interagency agreements with the Labor Occupational Health Program at the University of California, Berkeley; the Western Center for Agricultural Health and Safety at the University of California, Davis; and the Labor Occupational Safety and Health Program at the University of California, Los Angeles.

Tags